Catálogo en línea

Sistemas computarizados de acceso público que permiten la búsqueda, la consulta y la visualización de los registros bibliográficos y registros no bibliográficos de una biblioteca.

Los catálogos en línea están diseñados para interactuar con los usuarios y son parte esencial de los sistemas de automatización de las bibliotecas. En España se les conoce como CAPEL y en el mundo angloparlante como OPAC (Online Public Access Catalog).

El catálogo en línea es también considerado un sistema de almacenamiento y recuperación de información que se analiza en diferentes niveles. Estos niveles se mantienen durante todo el ciclo de vida del catálogo para facilitar su diseño y mantenimiento, así como para asegurar la integridad de datos. El ciclo del sistema comprende: planificación, desarrollo, implementación, mantenimiento y migración del catálogo en línea.

Diferentes autores han hecho definiciones de los catálogos en línea, han estudiado sus características y han establecido comparaciones con los catálogos tradicionales. G.S Lawrence, J. R Mathews y C.E Millar (1986) sostienen que los catálogos en línea pueden ser descritos a partir de tres componentes básicos: un equipo de cómputo, una B/D y una red de comunicaciones.

T. F Richards (1984): al diferenciar los catálogos en línea de los catálogos tradicionales, menciona que la diferencia significativa no se encuentra en el incremento de sus puntos de acceso o en su mayor funcionalidad, ni en su descripción bibliográficas, ni en su control bibliográfico, que es posible llevar con este. La diferencia real y significativa está en la forma en la que el usuario pueda interactuar y en la manera que pueda encontrar información que este necesite.

Definición de C.R Hildreth

C.R Hildreth (1989) señala que el catálogo en línea tiene tres características básicas:

  • Son interactivos: Pueden comunicarse de forma dinámica con los usuarios y responder en un momento dado sus necesidades.
  • Son expansibles: Sus puntos de acceso y rutas para la recuperación de datos pueden ser perfeccionados mediante mejores pantallas de despliegue y funciones de soporte, entre otras alternativas.
  • Son públicos: La actividad que el usuario realiza al consultarlo puede ser fácilmente registrada con el fin de conocer y analizar sus patrones y conductas de búsqueda.

Tipos de catálogos en línea

Existen tres tipos de Catálogos en línea según la tipología de red que utilizan:

1. Catálogo en línea para redes de área local: solo de consulta en los ambientes de la Biblioteca.

Una red de área local, red local o LAN (del inglés local area network) es la interconexión de una o varias computadoras y periféricos. Su extensión está limitada físicamente a un edificio o a un entorno de 200 metros, con repetidores podría llegar a la distancia de un campo de 1 kilómetro. Su aplicación más extendida es la interconexión de computadoras personales y estaciones de trabajo en oficinas, fábricas, etc.

2. Catálogo en línea para Internet: son de consulta a escala mundial, requieren de software de comunicación como Telnet, Nescape, Internet Explorer u otro software pata Internet que permita visualizarlos en entorno Web, entorno Telnet o en un entorno de otro cliente de comunicación.

3. Catálogos en línea basados en z39.50: requieren de un programa cliente, de un protocolo de comunicación y de un programa servidor que cumpla la norma americana de recuperación de información.

Se entiende por Programa cliente: La utilidad de los programas clientes con protocolos z39.50 es más que permitir buscar hasta en más de 430 servidores simultáneamente. También pueden ser interfaces de entorno web, que tengan utilidad de búsqueda múltiple. Ejemplos de los programas clientes son Bookwhere y Zpista.

Ejemplos de programas clientes lo son Bookwhere y Zpista. La utilidad de los programas clientes con protocolos z39.50 es más que permitir buscar hasta en más de 430 servidores simultáneamente. También pueden ser interfaces de entorno web, que tengan utilidad de búsqueda múltiple.

Z39.50

Es una norma internacional que se emplea en servidores y programas clientes para la recuperación de la información. Esta norma define un protocolo (método de diálogo entre dos computadoras).

Este protocolo permite que desde una interfaz se pregunte a otra computadora por el material bibliográfico de su BD. Los programadores para aplicar la norma definen: tipos de preguntas, puntos de acceso, sintaxis de los registros de la BD. Esta norma es amplia, flexible y en evolución, inicialmente en EE.UU desde 1979.

Actualmente son más de 350 servidores a nivel internacional que utilizan esta norma. Carmen López (2000) menciona que su implementación y desarrollo no va en detrimento del empleo de catálogos en línea sino que converge en pasarelas Web a servidores z39.50.

Beneficios de los Catálogos

  • Ofrecer la información actualizada a tiempo real, permitiendo satisfacer las necesidades de los usuarios con mayor rapidez.
  • Fácil actualización del catálogo sin costos adicionales.
  • Mantenimiento rápido y sencillo del catálogo y su estructura.
  • Información detallada del uso del catálogo por parte de usuarios y clientes.
  • Fácil uso y grandes ventajas a los usuarios.
  • Conocimiento actual, filtrado y con gran valor añadido.
  • Permite a la biblioteca y a los usuarios comunicarse e interactuar como nunca antes.
  • Información dinámica directamente a los usuarios, basada en sus preferencias específicas y sus intereses actuales.

 

  • Fuentes de información:
  • Ecured.cu

 

Anuncios